Esto es de largo lo que más me gusta hacer, no por nada en especial, sino porque es con lo que más disfruto. Cuando haces consultoría puedes mejorar el ámbito económico y social de la propiedad y de los trabajadores, en las formaciones puedes ayudar a las personas a encontrar su elemento o descubrir conocimientos o experiencias que no habían vivido, pero en las conferencias puedo hablar de lo que más me gusta y a mucha gente, sin los corsés del temario de una formación o de un proyecto de consultoría.

El objetivo de mis conferencias no es especialmente ambicioso:

Que la gente salga más contenta de lo que ha entrado (el indicador son las caras)
Que la gente se lleve dos o tres ideas que después comente en casa con su mujer, marido, compañero de trabajo, amigo, perro...
Que llamen a la acción. Si soy capaz de mover a los asistentes a hacer algo que no habían probado, una acción que les pueda ayudar a conseguir algo que les haga sentir mas satisfechos o que les acerque a sus objetivos vitales… ¡eso ya es la leche!


Comparte con estas redes

AVISO SOBRE USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios hacia usted. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en POLÍTICA DE COOKIES.

Acepto cookies para este sitio web